Edición Médica

Jueves, 20 de enero de 2022
06:35
Ecuador | Colombia
Salud Pública

NUEVO DESAFÍO
OPS: las vacunas no serán una solución rápida ni fácil contra la CoVID19
Personas vulnerables ya están recibiendo vacunas y se esperan
Viernes, 18 de diciembre de 2020, a las 12:44
Carissa Etienne, directora de la OPS.

Carissa Etienne, directora de la OPS.


Redacción. Quito
La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne ha señalado que, aunque se espera en 2021 abrir un nuevo capítulo en la lucha contra el virus del SARS-CoV2, “proteger a millones de personas en nuestra región con vacunas será una tarea colosal. Por lo tanto, debemos ser pacientes y realistas y aceptar que la CoVID19 estará entre nosotros durante cierto tiempo. El trabajo que realizamos para controlarla no puede ni debe cesar".
 
En la última sesión informativa para la prensa, la funcionaria ha puesto de relieve dos de los desafíos que por mucho tiempo han estado presentes en la región: “la desigualdad y la insuficiente inversión en los sistemas de salud".
 
Por ello, ha dicho que espera “al mirar hacia atrás, recordemos el 2020 no solo como el año que nos trajo la CoVID19, sino también como el año en que finalmente decidimos hacer de la salud nuestra máxima prioridad". 
 
"Desde el inicio de esta pandemia, hace menos de un año, la Región de las Américas ha registrado casi 31 millones de casos y 787.000 muertes por CoVID19. Esto representa aproximadamente la mitad de todas las infecciones y muertes por esta enfermedad en todo el mundo", ha detallado Etienne.
 
Controlar la pandemia, ha dicho "nos obligará a prestar atención a las enseñanzas que hemos obtenido hasta ahora y abordar los desafíos que nos han frenado por tanto tiempo: la desigualdad generalizada y la falta de financiamiento de los sistemas de salud".
 
"Los sistemas de salud tuvieron dificultades para abordar el flujo de pacientes con CoVID19 debido a que los suministros, el espacio y el personal eran limitados. La respuesta causó interrupciones en los servicios de salud esenciales de los que dependen las personas para tratar no solo enfermedades como la infección por el VIH y la tuberculosis, sino también condiciones como la diabetes y la hipertensión. En consecuencia, los pacientes enfrentan un mayor riesgo por problemas de salud que son tratables y nuestra región podría perder decenios de progreso contra las enfermedades", ha advertido Etienne.
 
La directora ha sido enfática en señalar que, incluso cuando se desplieguen las vacunas, "los países no pueden darse por satisfechos, deben seguir promoviendo las medidas de salud pública adecuadas para controlar los casos, como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico".
 
“Los pacientes necesitarán ser examinados, aislados, atendidos y debemos continuar poniendo en cuarentena los casos sospechosos. Nada de esto puede detenerse o arriesgamos demasiadas vidas. Me preocupa todo el trabajo que tenemos por delante... no será ni fácil ni rápido", ha concluido.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.