Edición Médica

Viernes, 21 de enero de 2022
00:57
Ecuador | Colombia
Salud Pública

PROCESO SANITARIO
Las córneas de un donante devuelven la vista a dos niños
De un mismo donante se pueden obtener varios órganos
Viernes, 18 de enero de 2019, a las 11:48
Tatiana Cueva, Richard Rothenbach y la madre del nio.

Tatiana Cueva y Richard Rothenbach especialistas del servicio de Oftalmología y la madre del niño.


Cristina Coello / Jonathan Veletanga. Quito
Un trasplante de córnea puede suponer la recuperación de la visión y transformar totalmente la calidad de vida de una persona, ha resaltado a REDACCIÓN MÉDICA, Richard Rothenbach, jefe del servicio de Oftalmología de la Unidad de Salud Norte del Municipio de Quito.
 
Y ha sido Rothenbach quien dirigió el equipo quirúrgico que ha realizado el primer trasplante pediátrico de córnea en el año en esa unidad de salud, beneficiando a un niño de 12 años con 70 por ciento de discapacidad intelectual.
 
El menor ha sido el segundo beneficiario de un mismo donante cadavérico y por ello el especialista ha destacado que “es fundamental la participación de la ciudadanía en la toma de conciencia de la necesidad de contribuir a los programas de trasplantes”.
 
“Es fundamental colaborar con el sistema. Tal vez por una cuestión cultural el porcentaje de donaciones todavía no es el adecuado, aunque el país dispone de excelentes profesionales médicos especialistas en trasplante”, ha considerado Rothenbach.
 
El experto ha aclarado que en el caso de las córneas “el procesamiento se trata con mucho respeto en el cadáver donante, para que no sufra modificaciones cuando se extrae el órgano (ojos). Con ese tejido, un paciente legalmente ciego, en poco tiempo puede rehabilitarse, volver a ver y eso es algo maravilloso. La gente puede colaborar para ello”, ha insistido.
 
El proceso
 
Mariana Calahorrano, especialista del Banco Nacional de Tejidos y Células (Bantec) del INDOT (Instituto Nacional de Donación y Trasplante) ha comentado que los dos primeros trasplantes de córnea pediátricos del año se realizaron en Quito (en el HCAM y en la Unidad de Salud Norte del Municipio) y se hicieron a partir de un mismo donante.
 

Mariana Calahorrano.

“Las córneas para estos dos trasplantes fueron obtenidas de un donante cadavérico. En este caso se pudo beneficiar a dos menores de edad. Con la ablación de órganos y tejidos de un mismo donante se pueden beneficiar muchas personas”, ha enfatizado la especialista.
 
Calahorrano ha explicado que, tras su ablación, las córneas fueron procesadas inmediatamente en el Bantec. Después de cumplir todos los procesos de procesamiento, almacenamiento, preservación, esterilización, conteo de células corneales y evaluación oftalmológica, fueron asignadas a los beneficiarios, cumpliendo la normativa de asignación y de acuerdo a la lista de pacientes.
 
Según ha indicado, la vida útil de las córneas para ser trasplantadas es de 14 días como máximo. No obstante, lo ideal es 7 días. Además, de un mismo donante se puede obtener varios órganos (riñones, hígados, pulmón y corazón) y tejidos (córneas, escleras, cabezas femorales, tendones, membranas amnióticas, piel, entre otros), que pueden cambiar la vida de muchas pacientes.
 
El dato
 
El Bantec distribuye diferentes tipos de tejidos a los hospitales públicos y privados que los requieran y que estén acreditados para realizar actividad trasplantológica.
 
Causas y prevención
 
El trasplante de córnea es una cirugía que debe realizarse en un periodo de tiempo corto y se la realiza luego de un riguroso proceso de análisis de la patología del paciente, ha insistido Rothenbach.
 
Según el especialista, las causas de daño en ese tejido ocular son variadas, pero se deben principalmente a “alteraciones corneales congénitas, otras son de tipo infeccioso que dejan cicatrices (secuelas de infecciones bacterianas, herpes o por hongos) y los problemas relacionados a alteraciones de la estructura de la córnea, muy frecuente en la zona alto andina, asociado al queratocono (niños frotadores de ojo)”.
 
Es posible actuar en la prevención. En la detección temprana de las úlceras corneales, infecciosas, un buen tratamiento consigue que el paciente no desarrolle una opacidad corneal muy densa y se puede manejar sin necesidad de una cirugía. En el queratocono, controlar las alergias desde temprano en los niños para evitar frotamiento”, ha recomendado el experto.
 
Por otra parte, Rothenbach ha sido enfático en recomendar al sector primario de atención “no utilizar esteroides”, evitar las mezclas de oftálmicas de corticoides con antibiótico y considerar una referencia oportuna al especialista.

El trasplante fue exitoso.


 


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.