Edición Médica

Lunes, 19 de abril de 2021
16:49
Ecuador | Colombia
Latinoamérica

DECRETO SUPREMO
Bolivia incentiva el uso de la Medicina tradicional para combatir la CoVID19
Se impulsará la producción y comercialización de productos naturales
Martes, 01 de diciembre de 2020, a las 10:28

En el centro ministro de Salud boliviano, Édgar Pozo.


Redacción. Quito
El Gobierno boliviano ha reconocido la importancia de la medicina tradicional para "enfrentar" la pandemia de la CoVID19 e impulsará su práctica a través de un decreto supremo que contiene nuevas medidas preventivas para evitar contagios.
 
El ministro de Salud, Édgar Pozo, ha explicado en una conferencia de prensa, que hay que darle la debida "importancia" a la medicina tradicional que tiene un "efecto de acción muy importante en el tema del enfrentamiento a la CoVID19 en el país".
 
En el decreto supremo se ha enfatizado en las disposiciones de bioseguridad y de prevención para evitar contagios en el país (uso de mascarilla, distanciamiento social y lavado de manos), pero también se reconoce e incentiva la práctica de la medicina tradicional.
 
"Se promocionará e incentivará la práctica de la medicina tradicional y medicina alternativa para la prevención, contención, tratamiento y rehabilitación de la CoVID19", ha señalado un artículo de la norma promulgada.
 
Además, se impulsará la producción y la comercialización de productos naturales de la medicina tradicional para hacer uso tanto en la prevención o tratamiento de esta enfermedad, según la norma.
 
En las calles de distintas regiones de Bolivia se venden plantas medicinales utilizadas por médicos ancestrales como el eucalipto, la manzanilla o el matico para hacer infusiones o vaporizaciones para desinfectar los espacios.
 
La norma también señala otras determinaciones que estarán vigentes desde el 1 de diciembre hasta el 15 de enero de 2021 para evitar más contagios de esta enfermedad.
 
Entre las medidas estipuladas en el decreto está realizar una serie de protocolos de bioseguridad en coordinación con autoridades locales para distintos tipos de actividades, también el control de calidad y costo en la venta de medicinas en las farmacias.
 
Se mantiene el trabajo en horario continuo, los hospitales tienen la obligación de atender a todas las personas contagiadas de COVID19 y se prevé hacer protocolos con medidas de bioseguridad para realizar actividades culturales, deportivas, sociales, religiosas, recreativas, entre otras.
 
Bolivia entró en una cuarentena rígida desde el pasado 10 de marzo, luego se fueron flexibilizando las determinaciones y desde septiembre se ingresó a una etapa de "postconfinamiento", pero se mantiene la emergencia sanitaria.
 
El más reciente reporte del Ministerio de Salud boliviano ha reportado que en el país hay 8.957decesos y 144.708 casos confirmados y 121.702 de recuperados.




Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.