Edición Médica

Viernes, 04 de diciembre de 2020
07:44
Ecuador | Colombia
Consentimiento Informado
Las plataformas de telemedicina en Ecuador cumplen, o no, las necesidades de los profesionales de salud


Viernes, 30 de octubre de 2020, a las 15:51
*Nathaly Stacey, coordinadora y responsable del Consentimiento Informado en Ecuador del despacho jurídico Ds Legal Group

Nos encontramos en medio de una pandemia que nos ha mostrado las falencias del sistema de salud, no solo en el país, sino en el mundo. Mientras vemos con preocupación el aumento de casos en regiones como Europa, en donde la sombra de una posible nueva cuarentena se hace cada vez más latente, herramientas como la telemedicina se han visto en auge. Muchas personas perciben a la telemedicina como una opción más segura de recibir atención médica sin exponerse al contacto directo tan temido en estos momentos. Por su parte, los profesionales de la salud la ven como una forma viable para disminuir la carga de los servicios de salud, ya saturados.
 
En el mercado ecuatoriano podemos encontrar una amplia variedad de plataformas que ofertan este tipo de servicios, desde gratuitas hasta pagadas, plataformas que actúan como market place de servicios y profesionales, mientras que otros tratan de mantener una atención más tradicional. Hay opciones más completas que otras, algunas contarán con recetas digitales, plataformas de pago e inclusive convenios directos con farmacias que hagan llegar la medicación directamente hasta la casa del paciente, mientras que otras ofrecerán servicios más básicos. Sin embargo, la elección quedará a la percepción subjetiva de cada profesional el encontrar la plataforma que se adapte a sus requerimientos, tarea que no será difícil debido al amplio número de opciones disponibles.
 
Inclusive, se han visto casos de uso de otras “opciones” que algunos profesionales han usado, ya sea por comodidad de acceso inmediato, o por desconocimiento de opciones más seguras y profesionales. Entre estas “opciones”tenemos el uso de videollamadas por aplicaciones que no están pensadas para brindar una consulta médica, como por ejemplo whatsapp, lo cual puede traer repercusiones hacia el profesional que decide usar estos medios, ya que por medio de esta plataforma no se genera ningún tipo de documento que pueda servir de soporte o prueba en caso de reclamaciones.
 
En conclusión, podemos decir que en Ecuador disponemos de varias plataformas que se adaptan bien a los requerimientos de los profesionales de la salud. Es algo nuevo, a lo que nos seguimos adaptando, y que tiene mucho campo de desarrollo pendiente. Hay médicos que todavía se oponen por la dificultad que puede implicar diagnosticar sin realizar un examen físico; sin embargo, es un servicio que se requiere y que cada vez se solicita más por la población.
 
Estando o no de acuerdo, no se puede negar que cada día la tecnología se ve más involucrada en el campo de la medicina y no adaptarse a su uso repercutirá de manera negativa en el desenvolvimiento de los profesionales y centros que decidan ignorarla.
MÁS ARTÍCULOS