Edición Médica

Sábado, 25 de mayo de 2024
14:50
Ecuador | Colombia
Empresas

CÁPSULA DEL HDLV
El seguimiento médico es importante para evitar complicaciones de las secuelas post COVID-19
El Hospital de los Valles ha dado recomendaciones a la ciudadanía
Miércoles, 05 de abril de 2023, a las 13:31
Estbaliz Almeida, especialista en Medicina Interna del Hospital de los Valles.

Estíbaliz Almeida, especialista en Medicina Interna del Hospital de los Valles.


Redacción. Quito 
Todos los años el 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud para concientizar sobre los problemas de salud pública más prevalentes y cómo podemos centrarnos en el camino hacia el logro de la Salud para todos, especialmente después de la pandemia de COVID-19.
 
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 10 y el 20 por ciento de la población mundial ha experimentado secuelas después de haberse contagiado de COVID-19, conocidas como Covid Persistente o Long Covid. Estas secuelas pueden variar en gravedad según la gravedad de la infección y la respuesta individual de cada persona.
 
Las secuelas más comunes son: fatiga, dificultad para respirar, dolor en el pecho, pérdida del olfato y del gusto, problemas cognitivos (memoria, concentración), problemas cardíacos, trastornos del sueño, ansiedad y depresión, ha detallado Estíbaliz Almeida, especialista en Medicina Interna del Hospital de los Valles (HDLV).
 
Además, ha explicado que a largo plazo es posible desarrollar ciertas enfermedades crónicas como diabetes, afecciones cardíacas, problemas de coagulación y afecciones neurológicas. Si bien esto no es muy frecuente, es necesario realizarse un control médico anual para descartar la aparición de cualquiera de estas enfermedades.
 
Por este motivo, la especialista ha considerado que la pandemia ha sido un llamado de atención para mejorar los cuidados que se le da a la salud, pero también para adoptar medidas de prevención que pueden fortalecer el sistema inmunológico y evitar la propagación de enfermedades.
 
“Evidentemente el COVID-19 ha generado, en cierto grado, una mayor conciencia sobre la importancia de cuidar la salud y adoptar mejores hábitos. La gravedad de esta pandemia llevó a muchas personas a tomar medidas de cuidado. No obstante, es importante equilibrar esta prevención, para no caer en un estado de estrés y ansiedad. Por eso es muy necesario que el cuidado de la salud física vaya de la mano con la salud mental”, ha enfatizado Almeida.
 
Las recomendaciones
 
Para las personas que se han visto gravemente afectadas por la COVID-19, ha señalado que es importante que se realicen un seguimiento y tratamiento especializado para evitar que se agraven las secuelas presentadas.
 
Si una persona ha experimentado un daño pulmonar o dificultades respiratorias, es posible que necesite una terapia pulmonar o rehabilitación para recuperar la función del pulmón. Incluso, las personas que fueron asintomáticas o tuvieron síntomas leves pueden experimentar complicaciones futuras, ha manifestado.
 
Al respecto, la especialista ha hecho un llamado para mejorar los cuidados que se le da al cuerpo. Por ello, ha recomendado la adopción de hábitos saludables, que sin duda ayudarán a enfrentar de mejor manera cualquier tipo de enfermedad.
 
Entre estos hábitos están acudir a valoraciones preventivas por lo menos una vez al año, cuidar la salud mental, alimentarse de manera saludable y de ser posible contar con la dirección de un nutricionista, hacer ejercicios por lo menos 30 minutos diarios.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.