Edición Médica

Jueves, 20 de enero de 2022
06:08
Ecuador | Colombia
Gestión

POLÍTICAS DE SALUD
OPS lanza proyecto para mejorar las políticas de atención a los trastornos por consumo de sustancias
La pandemia abravó la presión sobre estas personas
Martes, 28 de diciembre de 2021, a las 11:02

Ecuador forma parte del programa.


Redacción. Quito
Ecuador, Colombia, Costa Rica, Guyana, Jamaica y Panamá han sido seleccionados para ser parte del nuevo proyecto de la a Organización Panamericana de la Salud (OPS) que brindará apoyo técnico para mejorar la capacidad nacional de desarrollar e implementar respuestas de salud y sociales para los problemas relacionados con el uso de sustancias.
 
El proyecto denominado ‘Atención de salud universal para los trastornos por consumo de sustancias en América Latina y el Caribe’, tendrá una duración de 18 meses, y se centrará en la formación de trabajadores sociales y de salud. "La idea es desarrollar la capacidad de los países para formular, implementar y evaluar políticas y programas para abordar los problemas de consumo de sustancias con un enfoque de salud pública", ha señalado Luis Alfonzo, asesor de la OPS en materia de consumo de sustancias.
 
Las actividades de formación se centrarán en la mejora de las capacidades de los trabajadores de salud y sociales para detectar los trastornos por consumo de sustancias, realizar intervenciones tempranas, gestionar mejor a las poblaciones de riesgo y formular políticas de salud. También se trabajará para mejorar la colaboración entre los organismos nacionales de salud y de control de drogas.
 
En un comunicado oficial de la institución, se ha detallado que la formación se impartirá de forma virtual, por lo cual otros países de la región también se podrán beneficiar indirectamente de ella.
 
Las personas que padecen trastornos por consumo de sustancias suelen enfrentarse a la estigmatización, el aislamiento social y la muerte prematura. Sin embargo, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ha estimado que, a nivel mundial, sólo una de cada ocho personas que requieren tratamiento para un trastorno por consumo de sustancias lo recibe.
 
La pandemia agrava la presión sobre las personas con trastornos por consumo de sustancias, que a su vez también se enfrentan a un mayor riesgo de malos resultados en su salud relacionados con la COVD-19. "Existe una relación entre los trastornos por consumo de sustancias y la probabilidad de desarrollar complicaciones derivadas de la COVID-19, como resultado de las condiciones de vulnerabilidad en las que viven muchas de estas personas", ha explicado Renato Oliveira e Souza, jefe de la Unidad de Salud Mental y Consumo de Sustancias de la OPS.
 
El dato
 
Según el Informe Mundial sobre las Drogas 2021 de UNODC, 83 millones de personas en las Américas utilizaron drogas en 2018, principalmente cannabis, opioides, cocaína, anfetaminas y otros estimulantes. Se prevé que 87 millones las usen en 2030.
 
Esto podría aumentar la carga asociada a los trastornos por consumo de sustancias en los sistemas de salud de la región, que se concentra de manera desproporcionada en los países de ingresos bajos y medios.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.