Edición Médica

Sábado, 16 de octubre de 2021
09:22
Ecuador | Colombia
Gestión

PROPAGACIÓN
El rumbo de la pandemia de COVID-19 sigue siendo 'sumamente incierto' para OPS
Las medidas sociales y de salud pública deberán continuar
Jueves, 23 de septiembre de 2021, a las 13:34

La región se mantiene como la más afectada del mundo.


Redacción. Quito
El curso de la pandemia por COVID-19 en las Américas sigue siendo "sumamente incierto", según una actualización presentada a los delegados que participan en la 59 reunión del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
 
Para el organismo, el aumento de los casos durante el primer semestre de 2021, junto con la escasez de vacunas y la vacilación a la vacunación, ha representado un desafío para detener la propagación de la enfermedad en la región.
 
El informe ha resumido la respuesta de la OPS a la pandemia desde que se detectó el primer caso en las Américas, en enero de 2020. A la fecha, la región se mantiene como la más afectada del mundo, con 88.207.746 casos confirmados y 2.175.310 muertes. 
 
El documento ha destacado que la supresión de la COVID-19 en las Américas seguirá requiriendo una respuesta integral, con capacidades sostenidas de la red de servicios de salud, medidas sociales y de salud pública, acciones de vacunación específicas y operaciones de control de brotes, como la detección temprana, la investigación y el aislamiento de los casos, así como el seguimiento y la cuarentena de los contactos.
 
La directora de OP, Carissa Etienne, ha señalado a los delegados que "estamos en la lucha de nuestras vidas contra el virus del SARS-CoV-2. Tenemos que asegurarnos de ganar", pero ha advertido que los recursos financieros para combatir la COVID-19 pueden ser menores el próximo año. "No saldremos de esta pandemia sin solidaridad", ha insistido.
 
La disponibilidad de las vacunas COVID-19 continúa limitada, ha recalcado el informe, y muchos países de América Latina y el Caribe enfrentan desigualdad para acceder a ellas. Al mismo tiempo, la vacilación de la población puede ralentizar aún más la vacunación o impedir que se alcancen plenamente los beneficios de inmunización.
 
Por su parte, Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, ha mencionado que entre los principales retos que se plantean en el futuro, están el mantener los servicios de salud esenciales, suministrar vacunas a grupos prioritarios, adaptar y ampliar la vigilancia epidemiológica, mejorar el manejo clínico de los casos y la prevención y el control de infecciones en los centros de salud, así como la obtención de recursos adicionales para la compra de vacunas, equipos de protección personal y suministros de diagnóstico.
 
Entre las lecciones aprendidas, ha enfatizado Ugarte, se destacan la necesidad de que "las medidas sociales y de salud pública deben continuar incluso cuando exista una cobertura de vacunación aceptable”, y que la planificación constante para que los servicios de salud “puedan responder durante los rebrotes de COVID-19” sigue siendo fundamental en el mediano y largo plazo.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.