Edición Médica

Sábado, 10 de diciembre de 2022
03:39
Ecuador | Colombia
Empresas

AVANCES EN ONCOLOGÍA
La inmunoterapia abre el camino para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer de pulmón
Un tratamiento adecuado puede lograr que la enfermedad se cronifique
Viernes, 11 de noviembre de 2022, a las 10:47
George Oblitas, onclogo.

George Oblitas, oncólogo.


Redacción. Quito
En el marco del IX Congreso Nacional de Oncología que organiza SOLCA Loja y a propósito de celebración en noviembre del mes de concientización del cáncer de pulmón, el oncólogo venezolano George Oblitas ha destacado el rol de la inmunoterapia en el tratamiento y mejor sobrevida de los pacientes con esta enfermedad.
 
Oblitas ha señalado que el cáncer de pulmón es uno de los cánceres más frecuentes en el mundo y el número uno en mortalidad ya que cuando es diagnosticado, generalmente, está en estadios avanzados. Pero también ha destacado que el avance de la ciencia ha permitido el desarrollo de terapias que pueden ser una alternativa para estos pacientes con mejoría en la supervivencia y la calidad de vida.
 
En su ponencia durante el congreso, ha sido enfático en señalar que los estudios clínicos “demuestran que cuando esta patología se maneja desde el punto de vista multidisciplinario el impacto en sobrevida del paciente es mayor”.
 
La importancia del diagnóstico genético
 
Y para ofrecer una alternativa terapéutica adecuada a cada paciente, Oblitas ha recalcado que las guías de práctica clínica del Colegio Americano de Médicos Patólogos advierten claramente que “es mandatorio efectuar la determinación de diversas mutaciones antes de definir la primera línea de acción terapéutica”
 
Y ha explicado que los beneficios del testeo adecuado repercuten directamente en la supervivencia del paciente, “pueden ir de 30 a 40 por ciento de disminución del riesgo de muerte”, ha resaltado.
 
En ese sentido ha detallado que en la actualidad se pueden establecer dos grupos de pacientes para tratamiento, uno está dirigido a los pacientes que tienen enfermedad mutada y los que son considerados ‘pacientes no mutados’. Este segundo grupo “es el que se beneficia de la inmunoterapia que puede ser administrada en mono droga o en terapia combinada con quimioterapia, de acuerdo con la expresión de los inmuno biomarcadores”.
 
Por lo tanto, según Oblitas deben “ser mandatorios los siguientes biomarcadores: ALK, EGFR, BRAF y ROS1, y, en aquellos (con mutaciones) negativos realizar la biomarcación para PDL1 porque eso permite definir el tratamiento de primera línea de tratamiento con inmunoterapia como monoterapia y demorar el uso de la quimioterapia, o, en terapia combinada en aquellos que tengan baja expresión de PDL1 ya que el beneficio se mantiene cercano al 30 por ciento en supervivencia”.
 
Más alternativas
 
Por otro lado, ha mencionado que el tratamiento con Atezolizumab tiene indicaciones en diferentes episodios de la enfermedad. Aun así, ha recordado que el fármaco fue aprobado por la FDA como adyuvante en pacientes después de la cirugía, siendo el único fármaco de este grupo en ser aprobado.
 
Pero también está la inmunoterapia que está indicada en enfermedad metastásica “en pacientes que tengan un PDL1 mayor al 50 por ciento y que sea definitorio el uso en primera línea. Se benefician los que son altamente expresadores en primera línea”, ha insistido.
 
Otro escenario de uso es en enfermedad metastásica en pacientes bajo expresadores, donde el beneficio se da en la combinación de inmunoterapia con quimioterapia.
 
Oblitas ha reiterado que en realidad “el uso de inmunoterapia es amplio” y ha insistido en la disminución de riesgo de muerte. “Según los estudios realizados los pacientes que reciben esta modalidad terapéutica están vivos en un 30 por ciento a los cinco años”.
 
“La Oncología molecular vino para quedarse” ha recalcado el especialista que no ha dejado de insistir en la importancia de la realización de biomarcadores para definir si hay una enfermedad mutada o no. También ha concluido en que conocerlos permite al médico y al paciente advertir si se beneficiará o no de la inmunoterapia, sobre todo en cáncer de pulmón, “donde la evidencia ha demostrado que esta enfermedad se puede cronificar y esto va a tener impacto en la supervivencia de los pacientes y en la calidad de vida”.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.